Diana Sobrado - La mujer del hombre pájaro: Una gran ilustradora a la sombra de su marido - Ilustra Historia

Post de: Diana Sobrado

Curso Ilustra Historia


La ilustradora científica Elizabeth Gould, de soltera Coxen, nació un 18 de julio de 1804 en Ramsgate, Inglaterra, en el seno de una familia anglicana de militares de pocos recursos económicos y desde una edad temprana aprendió dibujo y botánica. Una de once hijos y la única hija que sobrevivió hasta la madurez, tuvo que ponerse a trabajar a los 22 años en un puesto como institutriz de la hija de 9 años del Jefe de la Oficina del Procurador del Rey en Londres. Conoció al ornitólogo John Gould a través de su hermano, Charles Coxen, que también era taxidermista, y se casó con él en enero de 1829 cuando ambos contaban 24 años.

       

El primer trabajo en el que ambos colaboraron se dedicó a las aves del Himalaya y las ilustraciones se hicieron a partir de aves taxidermizadas de la colección del museo. John la animó a aprender litografía y le pidió a su colaborador Edward Lear que le enseñara la técnica. A Lear le gustaba Elizabeth Gould y admiraba a John por su ética de trabajo, pero no le agradaba como persona.

Embarazada de su primer hijo, pasó horas transfiriendo sus dibujos de muestra a la piedra antes de la publicación del primer lote de láminas para la obra de lo que se convirtió en A Century of Birds from the Himalaya Mountains; no obstante, su nombre no aparece en la portada  y su contribución se menciona brevemente en el prefacio de la obra, apareciendo  una “E” en una esquina de las ilustraciones. Según algunas referencias de la época parece ser que fue ella quien decidió no firmar sus piezas, posiblemente imbuida en una mentalidad victoriana que acalló su voz.

Pero fue John quien sí recibió la mayor parte de los elogios profesionales. Este éxito requirió que John y Elizabeth viajaran extensamente por Europa continental, observando y recolectando especímenes en la naturaleza. Poder ver pájaros vivos y en movimiento permitió que el talento artístico de Elizabeth mejorara enormemente. Pero ella siguió siendo ignorada. Su “E.” inicial está precedida por una “J.”, ya que John reclamó el crédito artístico por la composición de los diseños. Esta línea seguiría siendo la norma imperante en el resto de publicaciones en las que trabajaron juntos.

La observación, dibujo, impresión y publicación de Birds of Europe tomó un total de cinco años y  448 placas, durante los cuales Elizabeth dio a luz a cinco hijos más, de los cuales solo tres sobrevivieron a la infancia. Este primer estudio exhaustivo de aves incluyó descripciones de 681 especies, 328 de las cuales fueron descubiertas por John Gould.

Elizabeth produjo muchas ilustraciones y litografías para trabajos ornitológicos y también John la contrató para que dibujara las láminas que acompañarían su texto sobre los especímenes de aves traídos por Charles Darwin del viaje del H. M. S. Beagle. No obstante la firma de Elizabeth no aparece en ellas. 

440px-A_century_of_birds_from_the_Himalaya_Mountains_TAB.jpg

Viajó con su marido y con el mayor de sus 4 hijos que les sobrevivieron, John Henry, su sobrino Henry Coxen, y el zoólogo John Gilbert, a Australia en 1838. Aquí se realizó el trabajo que verdaderamente estableció a John Gould como un maestro de la publicación ornitológica y fue Birds of Australia. Ella está detrás de todas las ilustraciones pero no es mencionada en ninguna de ellas.

Cuando los Gould regresaron a Inglaterra en agosto de 1840, trajeron bocetos, especímenes y otro niño: Elizabeth dio a luz a un hijo, Franklin, en Tasmania. El primer tomo, publicado en 1840, tuvo a Elizabeth como dibujante; no obstante, ella moriría prematuramente el 15 de agosto de 1841, con 37 años, tras dar a luz a su octava hija, Sarah, de fiebre puerperal. 

No hay registro de cómo esto afectó emocionalmente a John. Lo que sí se sabe es que, a pesar de tener casi todo el trabajo de ilustración terminado, contrató a otros ilustradores quienes firmaron con su propio nombre las reproducciones en litografías de los dibujos de Elizabeth. 


Elizabeth dejó un legado cercano a 650 ilustraciones para publicaciones. A pesar de la extraordinaria calidad de las litografías de Elizabeth Gould, su obra siempre fue eclipsada e, incluso, atribuida a su marido. 

La Biblioteca del Patrimonio de la Biodiversidad tiene muchas de las obras de Elizabeth Gould, incluidas las copias de las Bibliotecas Smithsonian de A Century of Birds from the Himalaya Mountains, The Birds of Australia y The Birds of Europe. Y el Mitchell Library de Sydney guarda ilustraciones de  Elizabeth Gould en el libro The Birds of Australia como la que aparece en la imagen superior.

A pesar del tiempo transcurrido y los cambios de mentalidad, la figura de ésta ilustradora incansable ha perdurado y podemos disfrutar de su talento revisando la obra gráfica que nos ha legado.